Eyebrow
planeta saludable
Heading
Reutilizar, reciclar, reeducar
Body

Mars está haciendo un esfuerzo considerable para crear el mundo que nos gustaría tener mañana, y para ello tenemos en cuenta todos los aspectos de nuestro negocio, incluido el modo en que se fabrican y envuelven nuestros productos.  

Los envoltorios desempeñan muchas funciones importantes: protegen los ingredientes desde el terreno hasta los clientes y consumidores pasando por las fábricas; mantienen la frescura; contienen información nutricional y sobre salud, y nos permiten diferenciar nuestras marcas. Sin embargo, también plantean dificultades. Los envoltorios no siempre se pueden reciclar. Y cuando se puede, no siempre se hace. Es decir, que pueden terminar en la basura, en vertederos o incluso en los océanos.  

En Mars, nos tomamos muy en serio nuestra responsabilidad para crear envoltorios sostenibles, y por eso estamos buscando la manera de obtener envoltorios 100 % reciclables antes de 2025.  

Para lograrlo, necesitamos no solo materiales reciclables, sino también consumidores informados, infraestructuras eficientes y políticas que permitan alcanzar esta meta. Nuestra estrategia sobre envoltorios sostenibles tiene tres áreas interrelacionadas:  

  • Materiales y diseño 
  • Infraestructura de reciclaje 
  • Conducta del consumidor 

Materiales y diseño 

Nuestro reto: Queremos diseñar un envoltorio pensando en el reciclaje y tratando de elegir materiales que permitan reducirlo y reutilizarlo. 

Nuestros objetivos: 

  • Seguir trabajando para diseñar un envoltorio 100 % reciclable antes de 2025 
  • Reciclar más contenido de materiales a base de celulosa y papel 

Nuestra solución: Buscamos optimizar nuestros envoltorios para que sean más ligeros y finos, y reduzcan el impacto total de los envoltorios sin que ello suponga una merma en la seguridad ni en la protección del producto.  

Infraestructura de reciclaje 

Nuestro desafío: Para lograr envoltorios reciclables es esencial disponer de unos servicios de recogida adecuados, instalaciones de recogida modernas y una infraestructura eficaz. Es más, el mercado de materiales reciclados debe ser capaz de demostrar el elevado valor de este tipo de material.  

Nuestros objetivos:  

  • Iniciativas de apoyo en todo el sector que mejoren la recogida y el reciclaje de los envoltorios.  
  • Identificar y apoyar nuevas tecnologías que incrementen la cantidad de materiales de envoltorio reciclables.  

Nuestra solución: Como parte de nuestra participación en la iniciativa New Plastics Economy (Nueva economía de los plásticos) de la Fundación Ellen MacArthur, colaboramos en el diseño de unas nuevas instalaciones de clasificación y recuperación de todos los plásticos para lograr el reciclaje de más del 90 % de los plásticos usados. 

Mars defiende activamente en Europa una responsabilidad más transparente de los productores para garantizar la recogida y el reciclaje de los envoltorios. También nos asociamos con la Sustainable Packaging Coalition (Coalición para envoltorios sostenibles) y copresidimos su Grupo de trabajo sobre productos forestales para ayudar a identificar riesgos en las cadenas de suministro de productos forestales.  

Conducta del consumidor 

Nuestro desafío: Como fabricantes, tenemos la responsabilidad de usar para nuestros envoltorios materiales que se puedan reciclar o reutilizar, y de educar a los consumidores para que reciclen o reutilicen.  

Nuestro objetivo: 

  • Animar a los consumidores a que desechen los envoltorios de forma responsable. 

Nuestra solución: Colaboramos con ONG, Gobiernos, grupos de apoyo y todo el sector en conjunto para educar y modificar conductas con el fin de generar menos residuos. 

Por ejemplo, en Australia colaboramos con el programa REDcycle, que anima a los consumidores a que lleven los envases vacíos de comida para mascotas de vuelta a aquellos supermercados inscritos en el programa. Posteriormente, estos se reciclarán para fabricar con ellos resistentes productos de plástico que se instalarán en los parques.   

En Mars, somos conscientes de nuestra oportunidad (y nuestra responsabilidad) para actuar ahora y diseñar un futuro con más envoltorios sostenibles.