Heading
Los Cinco Principios

Los Cinco Principios constituyen la base de nuestra actividad profesional hoy y siempre. Más de 115 000 asociados de Mars trabajan en 80 países de todo el mundo, por lo que hace falta tener una dirección clara y un firme sentido moral. El futuro a largo plazo de nuestro negocio depende de nosotros para seguir avanzando y actuando con valentía. Por eso aprovechamos todas las oportunidades de influir positivamente en un mundo en constante cambio poniendo en práctica la filosofía que nos guía y que siempre nos ha hecho ser diferentes: Los Cinco Principios.  

Los Cinco Principios son la esencia de todas nuestras decisiones, lo que significa que:  

  • Estamos comprometidos con la calidad del trabajo y las contribuciones a la sociedad.  
  • Asumimos nuestra responsabilidad (como individuos y como empresa) para actuar en el presente.  
  • Basamos nuestras decisiones en la reciprocidad de beneficios para todas las partes interesadas.  
  • Aprovechamos el potencial de la eficiencia para usar nuestros recursos causando el máximo efecto posible.  
  • Tenemos la libertad financiera para tomar nuestras propias decisiones, sin interferencias de terceros. 

Sabemos que lo que hacemos solo es bueno según cómo lo hagamos, y que nuestras acciones nos ayudan a construir un mundo mejor para las generaciones venideras.

Los Cinco Principios: Calidad
El cliente es quien manda, nuestro trabajo es la calidad y nuestro objetivo es ofrecer calidad al mejor precio

NUESTRO PASADO
¿De qué modo participamos en la vida cotidiana?

Mars comenzó a prosperar en el seno de una depresión, se ha enfrentado a una competitividad feroz y se ha expandido hasta alcanzar su tamaño actual como resultado de miles de millones en compras cada año. Aunque estas compras suelen suponer una mínima inversión para los consumidores, han servido para financiar nuestro crecimiento en todo el mundo. ¿Cuál es el motivo? ¿De qué modo podemos mantener este logro?

NUESTRO PROPÓSITO
Trabajamos para nuestros clientes

No olvidemos que para influir en las decisiones de compra de millones de clientes hay que empezar por convencer al primer cliente para que compre nuestra marca, después al segundo, y así sucesivamente. Debemos considerar a cada una de las personas como nuestra venta más importante. Si olvidamos este aspecto, nos arriesgamos a vivir del pasado dando la espalda al futuro. Dependemos por completo de nuestros clientes para construir nuestro futuro, y debemos tratar de comprender sus necesidades, cueste lo que cueste. De este modo, construiremos relaciones duraderas con ellos a través de productos y marcas que aporten felicidad en el presente y que se adapten a los cambios de cultura y estilo de vida en el futuro.

NUESTRA PASIÓN
La calidad es nuestro trabajo

Nuestra empresa se centra en hacer nuestro trabajo siempre con la máxima calidad. La calidad es un requisito indispensable para todas nuestras acciones, y nace de nuestra pasión y nuestro orgullo de formar parte de la comunidad Mars. Un trabajo de calidad es el primer ingrediente de las marcas de calidad y el origen de nuestra reputación como empresa con unas exigencias muy altas.

NUESTRAS MARCAS
Las marcas de calidad ofrecen beneficios exclusivos

Al mantener la cercanía con los consumidores, sabemos que hay ciertas cosas que les animan a querer seguir comprando nuestros productos. La base de nuestro éxito radica en ofrecer productos y servicios de calidad y en cumplir sin excepción los requisitos de excelencia, tanto en la fabricación como en la distribución, con una repercusión mínima sobre el medioambiente. Hay otras marcas que presumen de calidad, pero pocas pueden igualar nuestro compromiso de dar lo mejor de nosotros mismos y de exigirnos cada vez más mediante una constante innovación.

NUESTROS ESTÁNDARES
Relación calidad-precio

Además de la calidad, también debemos ofrecer una buena relación calidad-precio. A medida que desarrollamos productos y servicios innovadores para adaptarnos a los cambios en los gustos y los intereses, lograr una buena relación calidad-precio es una tarea más compleja. Al ofrecer conjuntamente la mejor calidad con el mejor precio, los consumidores obtienen la compra que más se ajusta a sus necesidades.

Los Cinco Principios: Responsabilidad
Como individuos, nos exigimos total responsabilidad a nosotros mismos; como asociados, respaldamos la responsabilidad de los demás.

NUESTRO PAPEL
Cómo creamos nuestra cultura

Elegimos ser diferentes de las corporaciones con numerosos niveles de gestión entre los que se diluye la responsabilidad personal. Todos los asociados tienen la obligación de asumir responsabilidades directas por los resultados, de tomar la iniciativa y de evaluar y tomar las decisiones oportunas. Al contratar a personas con valores éticos y bien preparadas para desempeñar su trabajo, exigimos a los asociados que asuman la responsabilidad de sus propios estándares.

NUESTRA CONFIANZA
La importancia de nuestros asociados

Nuestra empresa es compleja, con marcas, operaciones y negocios repartidos por todo el mundo. Si las decisiones se tomaran de manera centralizada, no podríamos prosperar. Por eso los asociados gozan de total libertad para asumir una responsabilidad plena con el fin de ofrecer resultados extraordinarios a través del trabajo que se les asigna. A cambio, los asociados obtienen respeto y apoyo, así como las recompensas acordes con su nivel de rendimiento. Celebramos el éxito y reconocemos la labor de los asociados que dan más de lo que se les pide. Asimismo, animamos a los asociados a que desplieguen sus habilidades al máximo, para que puedan asumir tareas más exigentes.

NUESTRAS EXPECTATIVAS
Trabajo en equipo y responsabilidades de la unidad

Del mismo modo que, como asociados, debemos estar preparados para compartir ciertas tareas, colaborando para lograr nuestros objetivos comunes, las distintas unidades también deben colaborar entre sí para conseguir los objetivos corporativos globales. Aunque cada una se responsabiliza de conseguir su misión, las unidades y las divisiones son interdependientes y deben estar preparadas para responder ante las demás. Dado que confiamos los unos en los otros, debemos comunicar activamente nuestros objetivos, planes, actividades y necesidades, y resolver las diferencias de forma equitativa.

NUESTRO ESPÍRITU
Responsabilidades y recompensas de nuestra asociación

El principio de responsabilidad se extiende a todos los niveles dentro de Mars, desde la obligación de los asociados de mantener los máximos niveles de honestidad e integridad hasta la responsabilidad ética de la empresa hacia las comunidades y el entorno. Dado que valoramos y reconocemos las contribuciones de los demás, tratamos a los asociados de forma justa y equitativa, evitando los privilegios segregadores y rechazando comportamientos irrespetuosos de cualquier naturaleza. De lo anterior se deriva el uso de la palabra «asociado» para referirnos a nuestros empleados y el espíritu igualitario de Mars, que constituye nuestra política y nuestras prácticas con independencia de la edad, el género, la raza y las creencias religiosas. En este sentido, nos vemos en la obligación de llamar la atención de cualquier asociado que no se comporte conforme a nuestros valores. Consideramos que si hablamos y actuamos conforme a nuestros principios, lograremos nuestros objetivos.

Los Cinco Principios: Reciprocidad
Un beneficio mutuo es un beneficio compartido; un beneficio compartido es duradero.

NUESTRAS RELACIONES
Las ventajas de la reciprocidad para todos

Creemos que nuestras relaciones comerciales deben regirse siempre por el grado de beneficios mutuos que se crean. Estos beneficios pueden adoptar muy diversas formas, sin limitarse necesariamente al ámbito financiero. Del mismo modo, aunque debemos tratar de ser lo más competitivos posible, las acciones de Mars jamás se llevarán a cabo a costa de otros, ni en términos económicos ni de otra índole. Nuestro principio de reciprocidad ha sido un modelo fiable a la hora de implantar nuevas empresas en otras geografías y culturas. Nos ha permitido actuar como buenos ciudadanos corporativos, minimizar el impacto en el entorno y usar los recursos naturales del planeta de forma inteligente y eficiente.

NUESTRO OBJETIVO COMÚN
Reciprocidad de beneficios

Dependemos por completo de la fuerza de nuestras relaciones: con nuestros consumidores, nuestros asociados, proveedores, distribuidores y las comunidades en las que vivimos y trabajamos. Consideramos que solo seremos capaces de obtener los mejores resultados si nos relacionamos con generosidad y ofrecemos una justa compensación.

NUESTRA PROMESA
Principio de reciprocidad: para nuestros consumidores

Creemos rotundamente en la calidad y el valor. Independientemente de las presiones comerciales, nuestras acciones y decisiones deben reflejar la simple realidad: si ofrecemos calidad y valor, obtendremos apoyo y éxito a cambio. Los beneficios que incumplan esta máxima serán efímeros.

NUESTRA RECOMPENSA
Principio de reciprocidad: para nuestros asociados, unidades y accionistas

El principio de reciprocidad se aplica indistintamente a todas las partes de nuestro negocio. Valoramos a nuestros asociados de forma individualizada por su talento y sus capacidades, y les ofrecemos una compensación justa por sus resultados. Además, somos conscientes de que cada persona tiene diferentes necesidades según la etapa de la vida en la que se encuentre. Por ello, asumimos que los asociados elegirán distintas opciones profesionales o de estilo de trabajo, de modo que les permitan lograr el mejor equilibrio entre trabajo y vida privada. Las unidades persiguen sus objetivos pensando en el bien conjunto de Mars. A cambio, obtienen asistencia y recursos. Como reconocimiento de su compromiso inquebrantable, los accionistas reciben un retorno de la inversión justo.

NUESTRA PROMESA
Principio de reciprocidad: para nuestros proveedores y nuestras comunidades

En las negociaciones con proveedores y distribuidores, evitamos aquellas condiciones que puedan resultar lesivas para sus negocios, al tiempo que les exigimos los suministros y servicios que más nos favorecen. La reciprocidad nos exige una obligación especial con respecto al medioambiente y al desarrollo de los métodos más sostenibles para lograr nuestros objetivos. Nuestro objetivo es ofrecer un beneficio justo a las comunidades locales y nacionales, aumentar su prosperidad y su calidad de vida y lograr ventajas al asociarnos con ellas.

NUESTROS ESTÁNDARES
Responsabilidad corporativa

Nuestro compromiso inquebrantable con la reciprocidad nos ha permitido contar siempre con los máximos niveles de responsabilidad corporativa. Este principio ha sido siempre la base de la ética de nuestra gobernanza corporativa, y nos ha ayudado a actuar de forma justa allí donde operamos. Nuestro principio de reciprocidad es la esencia de la confianza, el respeto y la honestidad que, en conjunto, compartimos con nuestros asociados y consumidores.

Los Cinco Principios: Eficiencia
Aprovechamos nuestros recursos al máximo, no desperdiciamos nada y solo hacemos aquello en lo que somos expertos.

NUESTRAS RELACIONES
Eficiencia en la práctica

¿De qué modo podemos ser fieles a nuestros principios, ofreciendo una mejor relación calidad-precio y compartiendo nuestros éxitos? La clave de nuestro éxito es la eficiencia, la capacidad de gestionar todos nuestros activos de una manera organizada (física, financiera y humana) para lograr la máxima productividad. Es una mentalidad que tiene toda la lógica, tanto para nuestro negocio como para hacer un mundo mejor. En consecuencia, fabricamos y distribuimos productos y servicios de la máxima calidad, con el coste más bajo posible y consumiendo el mínimo de recursos. Asimismo, nos esforzamos por gestionar todas nuestras operaciones de negocio con los procesos más eficientes de toma de decisiones.

NUESTRO ENFOQUE
Rentabilidad sobre el activo total (ROTA)

La filosofía empresarial de Mars es diferente a la de otras corporaciones, y esta es precisamente una de las claves de nuestro éxito. Nuestra estrategia consiste en darle prioridad a la rentabilidad sobre el activo total (ROTA), no solo como indicador financiero principal, sino también como un estímulo para la expansión como empresa. Al minimizar nuestros activos, ofrecemos a nuestros clientes una excelente relación calidad-precio al tiempo que obtenemos una rentabilidad sostenible con niveles de beneficio inferiores a los de la competencia. Con ello, obtenemos una liquidez aún mayor para seguir generando crecimiento.

NUESTRA DISTRIBUCIÓN
Alta productividad y bajo coste

En nuestras unidades, nos esforzamos siempre por mejorar la productividad y reducir los costes. Nuestras oficinas son espacios abiertos donde la comunicación es directa y en los que podemos compartir rápidamente la experiencia y los conocimientos de nuestros asociados. Nuestras plantas están bien organizadas, limpias y diseñadas con simplicidad. No dejamos de innovar: buscamos nuevos procesos, tecnologías y formas de trabajar para mejorar nuestra tasa de producción, reducir los residuos, minimizar el impacto ambiental y sacar el máximo provecho posible de todo lo que aprendemos.

NUESTRA EXPERIENCIA
Nuevas oportunidades

Cualquier negocio es complejo de llevar, y el nuestro requiere de mucha experiencia y conocimiento para que funcione bien. Por eso estudiamos cada caso detenidamente antes de participar en actividades en las que no somos expertos. Cuando empezamos un nuevo negocio, nuestra política de rentabilidad sobre el activo total (ROTA) nos ayuda a hacer que funcionen de forma eficiente y rentable lo antes posible.

NUESTRA VISIÓN
La tarea de la eficiencia

La eficiencia es una tarea compartida por todos. Requiere una comunicación constante y abierta y define nuestra forma de trabajar como individuos y como organización. La optimización del negocio, el reducido tamaño de la plantilla y la magnitud de los trabajos que llevan a cabo nuestros asociados de enorme talento son indicadores del principio de eficiencia en el trabajo.

Los Cinco Principios: Libertad
Necesitamos libertad para dar forma a nuestro futuro, y necesitamos beneficios para mantener nuestra libertad.

NUESTRA ESTRUCTURA
La importancia de nuestra libertad

Mars es una de las corporaciones privadas más grandes del mundo, lo cual no es fruto de la casualidad. Muchas otras empresas comenzaron igual que Mars, pero a medida que se expandían y necesitaban nuevas fuentes de financiación, vendían sus acciones o recurrían a deudas restrictivas para impulsar su negocio. Para crecer, han cedido parte de su libertad. Por el contrario, nosotros creemos que el crecimiento y la prosperidad se alcanzan por otros medios.

NUESTRA ESTRATEGIA
La importancia de los beneficios

La libertad de Mars depende de la generación de beneficios. Al ser una empresa rentable y que genera liquidez, Mars no necesita pedir dinero prestado hasta tal punto de perder el control de nuestras decisiones. Al mantener la libertad, nuestro bienestar siempre va por delante de cualquier otra prioridad financiera. En conjunto, estas ventajas nos permiten desarrollar nuestro negocio y seguir marcando la diferencia a través de nuestro trabajo. Todos los asociados deben compartir el mismo compromiso de la familia Mars: que nuestros principios sirvan para beneficiar a todo el mundo, tanto dentro como fuera de la empresa. Para ello, reinvertimos cada año una parte cuantiosa de los beneficios operativos. Estos beneficios nos aportan liquidez para construir y mejorar nuestras plantas, acceder a nuevos mercados, invertir en I+D, innovar y poner en práctica nuevas formas de hacer las cosas, adquirir nuevos negocios y entablar alianzas estratégicas, todo ello con el fin de mantener nuestra posición competitiva.

NUESTRO PLAN
Crecimiento futuro

Si Mars continúa generando beneficios suficientes, tendremos la libertad necesaria para conducir nuestro negocio de la manera que consideremos más oportuna. A medida que Mars crece, sopesamos las decisiones sobre nuestra diversificación con gran cautela, accediendo solo a aquellos negocios y mercados en los que podamos sobresalir.

NUESTRA ESTRUCTURA OPERATIVA
Titularidad privada

La titularidad privada permite que Mars conserve su libertad. La libertad exige que tanto los asociados como las unidades hagan un uso responsable de ella. Nuestra forma de hacer negocios nos permite seguir siendo una empresa libre y ofrecer a nuestros asociados la libertad individual de innovar, actuar y crecer al tiempo que logramos nuestros objetivos comunes. De este modo, creamos un entorno que permite a todo el mundo trabajar con ilusión. La titularidad privada de nuestra empresa, la unanimidad de objetivos y los elevados estándares éticos nos permiten avanzar con celeridad en la exploración de nuevos ámbitos, actuar con determinación en situaciones de competitividad y asumir riesgos siempre que estén justificados. Sobre todo, nuestra titularidad privada nos da la libertad de invertir, crear empresas y procurar el bienestar de nuestros asociados desde una perspectiva a largo plazo. Este es el espíritu que ha guiado a Mars en el pasado. En nuestras manos está que lo siga haciendo en el futuro.